Autor: Fernando Larraz

La soledad absoluta. “La escapada”, de Gonzalo Hidalgo Bayal

Toda la evocación de esta novela está cargada de melancolía y nostalgia. En el Foneto del presente están las posibilidades malogradas del ayer, pero desde el relato de hoy es posible vislumbrar cómo fueron anunciándose los signos del fracaso. Es la constatación del fracaso, de un fracaso irreparable e inevitable, admitido con estoicismo pero fracaso a fin de cuentas.

Leer más

Crónica de la decadencia, según el cínico. “Serotonina”, Michel Houellebecq

En “Serotonina” se vuelven a encontrar estas constantes de una manera tan estricta que el lector de la obra de Houellebecq siente que ya conoce a esos personajes o, al menos, a otros muy parecidos, con una crisis tan similar que parecen arquetipos. En esta novela, si acaso, se acentúa el pesimismo, el diagnóstico de la vida como una batalla inútil en la que no caben treguas, contemplaciones ni esperanza. También se acentúa la dejadez estilística, la renuncia a edificar un artefacto narrativo bien construido.

Leer más

Una novela libertaria. “Lectura fácil”, de Cristina Morales

Morales retuerce una y otra vez el lenguaje para filtrar toda contaminación retórica que haya sufrido. Le sale una novela renovadora, violenta a menudo (y no por lo que relata sino por cómo lo hace), en la que trata de quebrar todo convencionalismo, atacar prejuicios y doble moral, cuestionar las bases de lo políticamente correcto, del eufemismo que impide a menudo ver las cosas en su desnudez.

Leer más

Abrir los ojos para ver más allá del lienzo

El lector de estos ensayos no puede evitar sorprenderse a cada momento de la perspicacia de Barnes, cuyo estilo, lejos de toda jerga, cultismo o prurito de especialización, es una desinteresada indagación en las razones de la creación artística pero también en la lógica que ha seguido la pintura moderna en un periodo histórico de profunda transformación a través de las diversas etapas y propuestas que atraviesa.

Leer más
  • 1
  • 2