Categoría: De aquí y de allá

La cosmogonía indígena impenetrable de lo ficcional. “Campo del cielo”, de Mariano Quirós

Los relatos de Quirós son escuetos, sin demasiado desarrollo, sobrios y con una caracterización de registro coloquial hacia los personajes del pueblo que se presenta. En ellos, se aprecia una mezcla del sinsentido, de lo sobrenatural y lo mundano, y de una concreción muy peculiar hacia el localismo de la zona.

Leer más

Desde la 222, “La Coma” de María Florencia Rua

Escrita en primera persona, la novela se compone de un conjunto de pensamientos de Azul durante su coma. Así pues, «La Coma» es una intersección del monólogo interior, el diario y el poema. El texto abre con unos párrafos que contextualizan la situación: una discusión de los padres en el coche que el papá termina con un volantazo; accidente en la Pampa, una niña herida grave y ya en el hospital en coma, habitación 222.

Leer más

¿Distopía o realidad? “Nadie duerme”, de Barbijaputa

Búho es huérfana de madre, su padre la mató en una discusión y ahora anda suelto por la ciudad. Búho no es conformista como su hermana, Búho necesita darle justicia a su madre y a todas las mujeres que han muerto por culpa de la violencia machista. Conoce así al FFR, un colectivo feminista que trabaja en las sombras para liberar a su país del control de Luco Barán que limita las libertades de todos sus ciudadanos y gobierna bajo un régimen patriarcal, homofóbico y racista.

Leer más

¿Otra novela romántica o algo más? “Tampoco pido tanto”, Megan Maxwell

Carol trabaja como bailarina en distintos espectáculos, aunque su sueño es volver a ejercer de tripulante de cabina de pasajeros, y la oportunidad se le presenta en la compañía High Drogo. Daryl es comandante y viaja por todo el mundo pilotando aviones de dicha compañía. Ambos se conocen a través de Lola, hermana de Daryl y amiga de Carol.

Leer más

La Armenta decadente: vidas derrotadas. “Juventud de cristal”, de Luis Mateo Díez

Esta obra tiene lugar en el mundo ficcional de Armenta y sus genuinos y desdibujados parajes colindantes. Todos los lugares están inmersos en un halo de decadencia, de derrumbe, de abandono; tienen un carácter, hasta cierto punto, mágico y simbólico de los recuerdos, del olvido, de una juventud perdida y pasada que ya solo puede verse desde un presente desalentador.

Leer más
Cargando