Categoría: De aquí y de allá

Las memorias de una indómita. “La insumisa”, de Cristina Peri Rossi

A través de la ternura que le otorga a una escritora ya madura y con una trayectoria consagrada, esta nos presenta a un personaje distinto del que hasta ahora no nos había llegado un relato tan preciso: la Cristina Peri Rossi como niña que se enfrenta a las convenciones de una sociedad que desde su pensamiento infantil no llega a comprender del todo.

Leer más

“Vindictas, cuentistas latinoamericanas”. Una antología feminista

“Vindictas, cuentistas latinoamericanas” es una sobresaliente antología resultado del trabajo cooperativo de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM), la editorial madrileña Páginas de Espuma y un amplio elenco de escritoras, académicas y especialistas. En ella se rescata a veintiún cuentistas latinoamericanas de diversa índole con el fin de reconocer su labor literaria y cuestionar el restrictivo canon literario tradicional que aún impera en nuestros días.

Leer más

Ella no quiere ser comida. “La ternera”, de Aurora Freijo Corbeira

Una niña de apenas cinco años se convierte en ternera, en esa carne tierna y tan virgen en la vida, apenas sin experiencia alguna… Así se siente: un trozo de carne que, una vez comido, deja de tener función alguna. Ella no quiere comer carne porque la carne le recuerda a ella. No quiere comerse a sí misma, no quiere ignorarse a sí misma. Quiere que pare.

Leer más

Entre poetas y monstruos. “El año del verano que nunca llegó”, de William Ospina

En la novela de Ospina no falta ningún nombre clave a nivel literario. Aparecen escritores del siglo XVIII y XIX, además de artistas y filósofos, episodios y anécdotas que el autor entrelaza con los cinco personajes principales de su obra. Son dos los nombres que están ligados al romanticismo: Byron y Shelley, y dos los pilares de los géneros de Ficción gótica, Horror y Ciencia ficción creadores de «Frankenstein» y «El vampiro»: Wollstonecraft y Polidori respectivamente.

Leer más

El león y la flor de lis “Aquitania”, de Eva G. Sáenz de Urturi

Sangre y silencio son características permanentes del ambiente en el que se desarrolla “Aquitania”, una magnífica narración que nos conduce por la encantadora región del suroeste francés, la cual llevaba otrora el mismo nombre, así como por París y territorios españoles. Localizada en el siglo XII, en el periodo de un poco más de una década, los duques de Aquitania y los reyes de Francia —la estirpe de los Capeto—, conducidos por la venganza, ejecutarán una serie de actos que van desde la tortura hasta la muerte, todo ello en el momento preciso y sin falla.

Leer más

Un fantástico sórdido. “Las voladoras”, de Mónica Ojeda

Asociar el género fantástico, y cualquiera no mimético, con la evasión es un lugar común. Lo necesario parece ser, según quienes repiten esta idea, abordar el mundo desde el realismo, presentar las cosas en su crudeza para confrontar al lector con problemas reales. Sobran ejemplos con los cuales desmontar esta falacia. “Las voladoras”, de Mónica Ojeda, es uno de los más recientes y, sin duda, de los más efectivos.

Leer más

El último adiós. “La ciudad de vapor”, de Carlos Ruiz Zafón

“La ciudad de vapor” es una obra póstuma de Carlos Ruiz Zafón (Barcelona, 1964-Los Ángeles, 2020). En ella, se reúne una colección de varios relatos del autor. Algunos de ellos aparecen en otras composiciones suyas; otros son inéditos y desconocidos para los lectores. Ruiz Zafón prefería hablar de cuentos, en vez de relatos. Solo hay un rasgo en común que se observa a lo largo de los once textos: Barcelona.

Leer más

La literatura no puede contarse. “Volar a casa”, de Daniel Monedero

“Volar a casa”, de Daniel Monedero, es un juego. Quien se adentra en las páginas de este volumen se sumerge en un mundo literario en el que los protagonistas poseen una existencia irónica. Son inconscientes de su carácter ficcional y, al mismo tiempo, su forma de vivir, de pensar y de narrar hacen tangible la cualidad literaria de los relatos.

Leer más

El Cavernal o purgatorio de almas. “Los ancianos siderales”, de Luis Mateo Díez

En Breza hay un lugar llamado el Cavernal, que sirve para albergar a los ancianos que ya tienen demasiadas dolencias y el alma tan compungida como para desempeñarse por sí mismos. Este edificio tiene toda una trayectoria y rehabilitación después de un incendio, sucedido con anterioridad a que las hermanas Clementinas regentaran el asilo. Mateo Díez vuelve a crear un espacio ficcional hermético y decadente, que presenta multiplicidad de analogías con la Armenta de su anterior obra.

Leer más

Revelaciones palpitantes de verdad. “Confesión”, de Martín Kohan

Tres momentos. Tres historias que hablan de confesión y de sufrimiento, tanto a nivel personal como colectivo. Cada una contiene una revelación distinta, desde la primera que ocurre en 1941 a cargo de la niña Mirta López (la abuela del narrador), pasando por la segunda en 1977, cuya confesión cae en manos de una banda de revolucionarios, hasta la tercera, en la que no se especifica una fecha concreta, pero sí representa un avance en el tiempo hasta la vejez de esa Mirta López a la que conocimos como niña en la primera historia. Esta última confesión viene infundada y asistida por las preguntas que le va realizando su nieto, también narrador de esta historia.

Leer más

Un relato alargado. “Encargo”, de Berta Marsé

Las historias alargadas no funcionan: siempre hay detalles que sobran. Y en “Encargo” sobra la monotonía de la vida en prisión, sobran los diálogos con las compañeras de la cárcel, sobran los trapicheos, sobran las visitas de los familiares, sobran las comidas, sobran los “vis a vis”. Sobra, en definitiva, todo ese paréntesis carcelario. Por eso quizás Marsé sea mejor cuentista que novelista.

Leer más

In nomine fratrum “Los apóstatas”, de Gonzalo Celorio

Eduardo y Miguel, después de muchos vaivenes, renuncian a sus votos religiosos para dedicarse hasta el final, no sin desatinos, a la vida académica, en el caso de Miguel, y a la vida revolucionaria, en el caso de Eduardo; además, a los amores, a los hijos, a las mujeres, a las fiestas y a los viajes. Sin embargo, el dolor y el sufrimiento interior de ambos, nacido desde la edad temprana, no desaparece al apostatar, pues estos se trasladan con sus particularidades a las relaciones tanto íntimas y familiares como profesionales, permaneciendo como testigo el autor, narrador sinfín de las historias de sus hermanos.

Leer más
Cargando