Eres mítica, mujer

por Dic 28, 2023

Eres mítica, mujer

por

La mujer no solo es Afrodita,
envuelta entre espumas
y siendo siempre la más hermosa;
o la bella Helena,
¿cuya culpa desató la guerra?
¿son acaso las Tres Gracias voluptuosas
que Rubens nos enseñó?
Ni siquiera es simplemente la Atenea,
primogénita y perfecta que siempre se nos pinta;
o la virginal Ártemis,
intocable y hermana de sus hermanas.

¿Por qué no recuerdas que Rea y Gea,
madres naturaleza,
te vieron nacer
y a veces tienen que verte ir?
Porque no sabes que las Moiras te dan la vida,
pero también te la quitan;
que Ilitía asiste al parto,
y te da buen nacimiento.

Y siempre esperas volver a casa
al calor de un hogar como el de Hestia,
como el de las abuelas,
que tengas quien te cuide como Amaltea.
Siempre esperas tener una madre como Deméter,
que revuelva cielo y tierra para buscarte,
que se pudran hasta los frutos y las flores
mientras no te encuentre;
una madre como Tetis,
que negocie hasta con los altísimos
para que a su hijo no le pase nada en la contienda,
¿pero una madre como Yocasta?
¿como Medea?

Como si fueras la mala,
porque a veces una se siente Hera:
celosa, neurótica, también incomprendida,
que una siempre se imagina las cosas;
pero una se siente también Europa,
¿culpable?
También a veces eres Leda,
Dánae
Calisto,
También te sientes Ío,
Briseida, y Criseida.

Pero en realidad,
¿a quién acudes si no es a las musas,
para desplegar tu cántico poético?
¿A quién pides justicia si no es a las Horas,
o que se te alargue un poco más la vida
si no es a las Parcas?
¿Quiénes están siempre ahí,
si no son las ninfas,
hespérides,
oceánides,
nereidas,
danaides,
náyades,
bacantes,
o ménades,
aunque falles?

¿De verdad crees que Andrómeda
necesitaba ser rescatada por Perseo?
¿Que Perséfone quiso desde el principio
quedarse como reina del inframundo?
¿Crees que Ifigenia asumió que había de morir,
a manos de su padre?
¿Que Oritía quería ser raptada
por Bóreas?
¿Por qué Dafne se ha de unir con Apolo,
si ella solo sueña con unirse con la tierra?

¿Por qué piensas en Pandora si te hablo de culpa?
Y que Medusa es solo un monstruo,
ni digamos las gorgonas y las Grayas,
eterna y definitiva Némesis,
no las oyes sollozar.
Advierte y adivina siempre
el acertijo de la esfinge,
y no caigas nunca
bajo la magia negra de Hécate.
Por qué la mala siempre es la bruja Circe y las arpías,
que siempre es el canto de las sirenas,
perdición de Calipso,
escapa mientras puedas de las erinias.

Y nadie se acuerda de Eco,
ahogada en su propio silencio;
ni de Casandra,
porque nadie la escuchó.
Tampoco recuerdan nunca a Eris,
porque no la invitaron
y le duele tanto que se lo recuerden.
¿Por qué solo recordamos la maldición de Dido,
y no su corazón roto?
¿Quién recuerda la lucha de Andrómaca con los hombres,
si solo lloró por Héctor?
Pero es que Selene también se muere por Endimión cada noche,
Psique implora tener a Eros en su lecho,
también Afrodita lamenta su amor imposible con Adonis,
Penélope sigue tejiendo y destejiendo
mientras espera a su Odiseo,
Y Ariadna se queda aguardando
con el hilo enrollado,
siempre sola.

A veces una está hecha para cabalgar sola,
como Hipólita y Pentesilea,
que cabalgan con sus amazonas
por el bosque;
Corre, Atalanta,
primera deportista,
veloz como ninguna y sin manzanas de por medio;
salvaje como Electra,
hija pródiga;
como Antígona,
intentando dignificar sin ayuda
a su hermano Polinices;
cabalgando eternamente
como Ártemis cabalga
hacia la línea de horizonte
con su hermana Atenea,
enfrentándose un día más
a la épica batalla
de ser la otra cara,
de la que a menudo
no te acuerdas.