Niña

por | Ene 10, 2019

Niña

por

Niña de ojos tristes, ¿de quién es esa pena?

De la vida. Los que viven, los que no y los que gimen.

Ojos encharcados, ¿en qué te acurrucas?

En el arrullo del pasado. El charco de la pena que sabe a sal y muerte.

Pequeña muñeca, ¿de dónde sacaste la putrefacción en la que cantas?

De sus entrañas. De la luz de sus venas colapsadas por la rabia.

Y dime, rota flor, ¿a quién cantas cuando lloras?

A todo aquello que se fue. A nada. A todo. ¿No se marcha todo lo que viene? ¿Estuvo realmente lo que se fue gritando? A todo aquello que fue a cortarme.

¿El qué, hierbajo sin raíces? ¿Las alas?

Las alas me las arranqué yo sola. Fueron las ganas lo que me cortaron mientras dormía.

 

Mujer de ojos tristes, ¿por quién es esa pena?

¿Tú has visto a esa niña?

Ojos encharcados, ¿quién comparte tu peso?

La del otro lado del sucio charco.

Flor muerta, ¿te enseñaron a pensar?

Ella me hace sentir.

Pequeña cucaracha, ¿acaso sabes llorar?

El sonido de la que no puede hablar.

 

¿Por qué me lloras?

Te echo de menos.

Comparto tu peso.

Pero no puedo tocarte.

Odio lo que eres.

Odio lo que soy.

Te quería.

Me quería.

Siento no haber guardado más fuerza.

Siento tropezar con la misma piedra.

Te querré.

Me querré.

No me llores.

Entonces gritaré.

 

                                                                 Marta Bosh

¿Te ha gustado el artículo? Puedes ayudarnos a hacer crecer la revista compartiéndolo en redes sociales.

También puedes suscribirte para que te avisemos de los nuevos artículos publicados.