Atravesadas. ‘‘Veneradas y temidas. El poder femenino en el arte y las creencias’’

por Mar 29, 2024

Atravesadas. ‘‘Veneradas y temidas. El poder femenino en el arte y las creencias’’

por

Veneradas y temidas. El poder femenino en el arte y las creencias

Comisariado: Belinda Crerar y Rosa Martínez

Caixaforum Madrid

28 de septiembre de 2023-14 de enero de 2024

En las profundidades de la noche emprenden el vuelo, más allá de los confines de la polis se extienden sus dominios, se mecen en el lecho del río peinando con sus cabellos su superficie prístina, recogen del árbol los frutos del saber, su atronador bramido emerge de las profundidades geológicas, sus bocas profieren melodías cargadas de fatídicas promesas, pasiones latentes y el relato de mundos que nacen y perecen en lo que se consume una vela. Nos cuidamos de ellas y a ellas acudimos de rodillas, suplicantes.

Veneradas y Temidas es una exposición colaborativa entre Fundación ‘La Caixa’ y el British Museum, que llega al Caixaforum de Madrid tras haber pasado por las salas del emblemático museo británico y por las del National Museum of Australia. A través de una perspectiva multidisciplinar combina, gracias a sus comisarias Belinda Crerar y Rosa Martínez, una visión arqueológica, antropológica y cultural, añadiendo una exquisita selección de obras de artistas contemporáneos – un elemento que permite generar puro diálogo entre las piezas y las cuestiones que desbordan el debate público – como Tania Berta Judith, Niki de Saint Phalle, Zanele Muholi, Marina Abramovic, Ana Mendieta y Ana Álvarez-Errecalde. Las más de ciento cincuenta piezas que componen la exposición se ordenan en torno al principio del poder y la autoridad femenina – a lo largo de los seis continentes y de casi cinco milenios – y sus atributos, que varían dependiendo de la tradición cultural o religiosa a la que pertenezca cada objeto, pero que comúnmente son la belleza, la sapiencia, la capacidad generadora o destructora, la pasión, etc.

La exposición se divide en cinco salas, cada una dedicada a una idea de lo femenino, poniendo especial empeño en tejer un relato, a través del tiempo, del espacio y de las diferentes tradiciones folclóricas que aborda, de modo que nos permita asomarnos a nuestro propio reflejo, para vislumbrar la flecha que certera lo atraviesa, para comprender nuestro ajuar, para vestirlo y desvestirnos de él; en definitiva para comprender los ídolos a los que tememos y veneramos, que nos someten y que están sometidos, que nos construyen y nos ofrecen narrativas que nos permiten volvernos a construir a nosotras mismas, a su imagen o a su desemejanza.

La primera sala corresponde a ‘Creación y naturaleza’. Al entrar nos encontramos con la obra Resurgir de Ana Álvarez-Errecalde (Argentina, 2019), video en el que la artista vestida con paños blancos se encuentra bajo una cascada, cuyas aguas le cubren el rostro. La esencia de la naturaleza es la destrucción y la abundancia, y este es también uno de los principios de la femineidad, especialmente en lo relativo a la sacralidad. Si cruzamos más allá de la cortina de agua, nos encontraremos con toda clase de criaturas, algunas benévolas, maternales, exuberantes en su generosidad, pero que son bien capaces de desatar su fuerza indómita y caótica. Encontramos entre ellas a Tiare Wahine, el akua hawaiano del volcán; a la diosa griega Demeter; o a Sedna, la deidad protectora marina de los pueblos inuit del Ártico. En la segunda estancia se desarrolla ‘Pasión y deseo’, que refleja las concepciones y juicios que han aflorado a lo largo del tiempo sobre la sexualidad femenina, ya sea como acceso a lo divino o bajo la idea de un atributo engañoso y maligno. Desde Ishtar y Afrodita hasta Eva, el cuerpo femenino y el desnudo aparecen como la encarnación del deseo masculino, a veces poderoso y atrayente, otras repulsivo e inmoral; también se desarrolla la idea del amor, como una fuerza imparable que surge de las pasiones del cuerpo y a la que el espíritu, sea cual sea la naturaleza de tal fenómeno, benigna o maligna, es incapaz de doblegar. En la tercera, ‘Magia y Maldad’, nos encontramos con viejas conocidas como Lilith, Circe o Medusa, y otros nombres no tan populares en la tradición occidental como Lamashtu o Taraka. En general todas estas femineidades se caracterizan por sus por la posesión de habilidades y conocimientos, que de un modo u otro representan una alteración del orden social establecido, y por ese motivo estas mujeres pasan a encarnar el blanco del miedo y el odio de los que creen en su poder, convirtiéndose a menudo en la contraposición a otros personajes que representan el bien, permitiendo que exista un equilibrio en la cosmovisión de las distintas culturas. La cuarta sala versa sobre ‘Justicia y Defensa’, que reivindica el lugar de lo femenino en los conflictos, la política y la vida pública, retornando a la ambivalencia inicial, en este caso enfrentando su papel de protectoras del orden moral con el de guerreras capaces de hazañas sangrientas. En este aspecto destacan la diosa egipcia con cabeza de león, Sekhmet, que traía a su tierra mortíferas plagas, pero que también curaba las enfermedades; Atenea, que fue fundadora de Atenas, y a su vez convirtió a una joven que la desafió en una araña; o Durga, la diosa hindú asesina de demonios. Por último, encontramos ‘Compasión y Salvación’, que nos ofrece una muestra de obras que representan a aquellas figuras a las que acuden los mortales en busca de consuelo o de ayuda que les permitan superar sus dificultades terrenas, y que comúnmente ostentan un papel relacionado principalmente con la maternidad. Este es el caso de la deidad egipcia Isis, la virgen María o la diosa budista Tara. Al finalizar el recorrido, se ofrecía a los visitantes participar con una reflexión general de la exposición sobre la visión de la mujer en el momento actual, y como los atributos tratados en ellas son percibidos en relación con la identidad femenina.

Finalizo con una breve valoración y recomendando encarecidamente el catálogo de la exposición que cito en el apartado bibliográfico, y del que me he servido para completar esta reseña. La exposición es sorprendente, rica en su discurso, y abre puertas en todas direcciones, para seguir ahondando en las ideas, y sobre todo en los personajes, que se nos han presentado en ella.

Bibliografía:
Beard, M.; Crerar, B.; Martínez, R. (2023). Veneradas y Temidas, El poder femenino en el arte y las creencias. Fundación ‘‘la Caixa’’.