Dos enamorados en el bosque

por | May 22, 2020

Dos enamorados en el bosque

por

Fuimos al jardín huyendo del pueblo

lejos del sonido,

fuera del alcance de los enojos,

donde verdes crecen matojos

y caminan libres las criaturas.

Allá donde el sol se cuela entre las ramas,

y donde no nos pueden ver sus ojos.

Sentados en la falda de un manzano

dos potros en reposo.

Nectar cayendo de las hojas,

más brillante aquél armiño.

Un partido de palabras, dos frases preliminares.

La soledad en la belleza y dos jóvenes juglares

Le mire a la faz, y observé un firmamento.

Me estrechó sus dedos, me cambió el color.

La tierra estaba húmeda, había llovido el día anterior.

Sonrió inocente, dos estrellas faciales,

me devolvió la mirada y se juntaron dos rosales.

Y sobre la hierba húmeda, por la lluvia del ayer,

se derritieron bajo el árbol dos velas mortales.

Álvaro Gálvez Lozoya

¿Te ha gustado el artículo? Puedes ayudarnos a hacer crecer la revista compartiéndolo en redes sociales.

También puedes suscribirte para que te avisemos de los nuevos artículos publicados.