El último adiós. “La ciudad de vapor”, de Carlos Ruiz Zafón

por Ene 12, 2021

El último adiós. “La ciudad de vapor”, de Carlos Ruiz Zafón

por

Carlos Ruiz Zafón, La ciudad de vapor

Madrid, Planeta

224 páginas, 17,90 euros

En junio de este año, 2020, nos abandonó el que, posiblemente, ha sido internacionalmente el escritor español más reconocido o, al menos, traducido de los últimos años.

La ciudad de vapor es una obra póstuma de Carlos Ruiz Zafón (Barcelona, 1964-Los Ángeles, 2020). En ella, se reúne una colección de varios relatos del autor. Algunos de ellos aparecen en otras composiciones suyas; otros son inéditos y desconocidos para los lectores. Ruiz Zafón prefería hablar de cuentos, en vez de relatos. Como se indica en la Nota del editor del libro, tras la publicación de El Laberinto de los Espíritus (2016), “Carlos Ruiz Zafón planeaba que lo siguiente sería reunir sus cuentos en un volumen” (9). Debido a su prematura muerte, ocasionada por un maligno cáncer a sus cincuenta y cinco años, la editorial Planeta ha lanzado este volumen de relatos en noviembre de 2020. Simbólicamente, se demuestra que un autor no muere, y que su legado no caerá en el olvido. Un autor solo muere cuando el lector comienza a leer, indicó Jorge Luis Borges.

Once cuentos componen el libro: “Blanca y el adiós”; “Sin nombre”; “Una señorita de Barcelona”; “Rosa de fuego”; “El Príncipe de Parnaso”; “Leyenda de Navidad”; “Alicia, al alba”; “Hombres de gris”; “La mujer de vapor”; “Gaudí en Manhattan”; y “Apocalipsis en dos minutos”.

El panorama literario de la pieza es muy heterogéneo. Resulta muy agradable, a la hora de sumergirse en su lectura. Solo hay un rasgo en común que se observa a lo largo de todos los cuentos: Barcelona. Recuérdese que Ruiz Zafón era catalán y que llevaba a la ciudad de sus amores en su interior. La extensión es muy variada: “Apocalipsis en dos minutos” consta de dos páginas; “El príncipe de Parnaso”, cerca de cincuenta (es el cuento más largo de todos).

Su temática no es uniforme. Cada cuento es distinto. En “Blanca y el adiós” se relata la emotiva trama de un niño y su relación de amistad (o algo más) clandestina con Blanca, una jovencita poco mayor que él. “El Príncipe de Parnaso” narra un episodio de Miguel de Cervantes en Barcelona, la gestación de una de sus obras, que expone a otros personajes, y su fallecimiento en 1916. “Rosa de fuego” expone la catástrofe que sufre Barcelona tras lo acontecido a un constructor de laberintos, que tuvo que irse a Oriente. “Gaudí en Manhattan” ejemplifica la actitud del arquitecto Antonio Gaudí y su arraigado sentimiento catalán y hacia su lengua, y su viaje a Estados Unidos, con un traductor para poder comunicarse. “Una señorita de Barcelona” recurre a la injusta vida de Laia, impuesta por su padre, que era un fotógrafo de cadáveres. Estos son los cuentos más atractivos, debido a su lenguaje y composición.

El lenguaje que emplea Ruiz Zafón es acertado. Usa un lenguaje natural, que ayuda a profundizar en las historias y emplea términos más cultos cuando resulta conveniente. En cuentos como el de Gaudí, incluye frases en catalán. Las sentencias latinas también se encuentran presentes. La calidad de los relatos compensa, de sobra, la existencia de dos insignificantes erratas: “se”, en vez de “de”, y una comilla española puesta al revés.

En la parte final del libro, tras los cuentos, la editorial ha considerado oportuno añadir varios comentarios de intelectuales y periódicos de todo el mundo (hispanoparlantes, angloparlantes, franceses) que elogian a la figura y escritura de Ruiz Zafón. Destacan las palabras de la poetisa Margaret Atwood: “Carlos Ruiz Zafón es un gran contador de historias”.

La ciudad de vapor constituye, en definitiva, una lectura muy agradable y recomendable para todos los lectores, especialmente para aquellos que nunca se hayan acercado a otras obras del autor. Para animar a los lectores a sumergirse en la narrativa de Ruiz Zafón, se aludirá a unos versos de Luis Cernuda, que se aproximan mucho a lo que implica descubrir al escritor catalán: “Y cruzaste el umbral de un mundo mágico”.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes ayudarnos a hacer crecer la revista compartiéndolo en redes sociales.

También puedes suscribirte para que te avisemos de los nuevos artículos publicados.