La transmisión y promoción de la literatura a través de la música popular: el caso de Roberto ‘Robe’ Iniesta

por Ene 1, 2024

La transmisión y promoción de la literatura a través de la música popular: el caso de Roberto ‘Robe’ Iniesta

por

Introducción: la música como herramienta literaria

Desde el comienzo de la humanidad, la música ha sido una herramienta clave para la transmisión oral de la literatura, algo que pervive desde la Antigüedad hasta nuestros días. Estas dos disciplinas artísticas confluyen de manera directa en composiciones como óperas, musicales, etc. Aunque es en la creación musical directa donde se encuentra una estrecha relación entre la disciplina literaria y la musical.

Debido al uso del lenguaje, en ambas disciplinas se establece una relación intrínseca entre el ya mencionado lenguaje y la facultad comunicativa artística, es decir, emplear el lenguaje para crear un universo a raíz de la conciencia de autoría. Esta ficcionalidad radica en la construcción de un nuevo universo, donde el creador es el poeta, escritor o cantautor. A pesar de que el cantautor crea, del mismo modo que el escritor, una creación a partir del lenguaje, encontramos que, en la historia, de manera continuada, se utiliza el lenguaje musical para hacer eco del literario. Es decir, a través de la música se referencia a la literatura, como alma mater de esta primera.

En la historia reciente encontramos casos claros de la música, en concreto de sus letras, como herramienta para la difusión de la literatura, como puede observarse en La Leyenda del Tiempo de Camarón de la Isla, que hace referencia al poema homónimo de Federico García Lorca; o la trayectoria artística de Juan Manuel Serrat, con canciones como «Paraules d’amor», canción homenaje a «La poesía es un arma cargada de futuro» de Gabriel Celaya, «Cantares», basada en el poema «Proverbios y cantares» de Antonio Machado, «Poema de amor», basada en el poema homónimo de José Ángel Valente, o «Canción infantil» y «Nanas de la Cebolla», basadas en los poemas de igual nombre de Miguel Hernández; encontramos también «La Canción del pirata de Tierra Santa», que hace referencia al conocidísimo poema de Espronceda; o casos como el artista Poncho K, que, haciendo homenaje no solo a Federico García Lorca, sino también a Camarón de la Isla, replicó dicha canción ya mencionada; o, entre muchos otros, el grupo Marea, pues su canción «Ciudad de los gitanos» hace alusión al Romancero gitano de Federico García Lorca. Estos ejemplos son solo unos pocos destacables de la inmersa tradición de replicar la literatura a través de una herramienta popular como es la música.

Robe Iniesta, mente musical para transmitir literatura

Para comprender la inmersión de Robe Iniesta y de Extremoduro en la literatura, se necesita entender cómo surge esta pasión intelectual.

Roberto Iniesta es el alma mater de Extremoduro, una de las bandas más reconocidas en el ámbito español. La principal seña de identidad de esta banda, considerada de culto, son las letras que escribe Robe, uno de los compositores más audaces del país. Estas letras están repletas de material literario de primera mano, pues a lo largo de su trayectoria musical encontramos decenas de canciones con referencias tanto a poetas como a su literatura, citas de dichas obras, y, en total, un homenaje a la grandeza de la literatura y a su importancia en la vida diaria.

Robe creó su pasión por la literatura gracias a las bibliotecas públicas, pues desde su adolescencia se nutría de las obras consideradas más importantes de la Historia de la Literatura, leyendo a autores clásicos como Homero o más contemporáneos como Galdós. Esta pasión vital se reflejó en su carrera, pues si bien como ya se ha mencionado comienza por un reflejo literario en las letras de las canciones de su banda, esto evoluciona hasta una creación literaria propia, incluso adentrándose no solo en el ámbito musical, sino también en el editorial. Dicha trayectoria, tan ligada a las letras, manifiesta una profunda e inherente unión entre estas dos disciplinas artísticas ya tan relacionadas debido al lenguaje.

El caso de Extremoduro: una promoción a través de las letras

La carrera de Extremoduro comienza en 1989 con la publicación de su primer disco, Rock Transgresivo. En esta primera creación musical ya encontramos señas de la pasión literaria del líder, Robe. En este disco, la canción «Te juzgarán solo por tus errores (Yo no)», encontramos dice:

Tú arranca
Yo oigo gritar a las flores
Allá tú con tu conciencia
Yo soy cada día más malo
Estoy perdiendo la paciencia
Tú arranca
Yo aprendo como aguilucho
Vuelo a un mundo imaginario
No puedo seguir, escucho
Los pasos del funcionario.

Los últimos dos versos son una cita al poema ¿La vida? de Marcos Ana, reflejado a continuación:

Veintidós años… Ya olvido
la dimensión de las cosas,
su olor, su aroma… Escribo
a tientas: “el mar”, “el campo” …
Digo “bosque” he perdido
la geometría de un árbol.
Hablo, por hablar, de asuntos
que los años me borraron…
No puedo seguir, escucho
los pasos del funcionario.

En ambos fragmentos encontramos un claro imaginario de la naturaleza, mientras Robe lo atribuye a la vida y a la razón frente al juicio y el señalamiento social, Marcos Ana lo atribuye a la vida y la libertad, desencadenando ambos en esos dos últimos versos finales iguales. Esta poesía, escrita por Ana durante su estancia en la cárcel franquista, es un claro reflejo de la poesía social, género preferido por Extremoduro a la hora de hacer homenajes literarios. La denuncia social marca también uno de los temas predominantes en su carrera musical.

En este primer disco, Rock Transgresivo, se encuentra también la canción «Caballero andante (¡No me dejéis así!)», que, como se verá a lo largo de este trabajo, refiere directamente al poeta por excelencia de la banda, Manolo ‘Manolillo’ Chinato. Este poeta no solo considera Extremadura, procedencia de la banda como evidencia su nombre, su patria, sino que dedica al propio Robe su poemario Amor, rebeldía, libertad y sangre, pues en su dedicatoria se lee:

A Robe, por sacar los poemas a la luz de un cajón oscuro. A Fito (cantante de Fito y Fitipaldis y de Platero y Tú) a Iñaki (guitarrista de Platero y Tú, banda con una clara predilección por la literatura por su nombre, y también guitarrista de Extremoduro) y al mismo Robe, por atreverse a musicarlos con tanto cariño.

Esta dedicatoria es una clara evidencia de la dedicación de Extremoduro, y en concreto de Robe, por la transmisión literaria. La canción de Extremoduro previamente mencionada refleja esta letra:

Hoy morirán hojas y animales,
más no morirán para siempre.
Y en su transformación de mañana
darán con más calor,
a la tierra de su muerte,
pasado mañana, brotes de esperanza.
¡Y yo no he muerto!
Si tengo frío, me caliento.
Si tengo miedo, -que no lo tengo-, susurro y pienso,
y para mañana, ya me he comido
mi pequeña ración de esperanza.

Por otro lado, el poema «Una sola puerta» perteneciente al ya mencionado poemario de Chinato, dice así:

Llegó el otoño,
llegó la muerte
mas no para todos.
Hoy morirán hojas y animales
mas no morirán para siempre.
Son ciclos de estaciones naturales
y en su transformación de mañana
darán con más calor,
a la tierra de su muerte,
pasado mañana, brotes de esperanza.

La clara sincronía entre canción y poema refleja el homenaje realizado por la banda a la poesía de Manolo Chinato, pues en ambas composiciones se percibe la temática del paso del tiempo, el recuerdo y la memoria como vida posterior a la muerte y la evidencia de esta memoria como fuente de la vida.

En esta misma canción encontramos una referencia clara al poema «Arte poética» de Antonio Machado, pues mientras la canción dice así:

Sueño de aroma, y luego… nada;
andrajos, rencor, filosofía.
Roto en tu espejo tu mejor idilio,
y ya de espaldas a la vida,
es tu oración de la mañana:
¡Oh, para ser ahorcado, hermoso día!

El poema machadiano dice lo siguiente:

sueño de aroma, y luego… nada; andrajos,
rencor, filosofía.
Roto en tu espejo tu mejor idilio,
Y vuelto ya de espaldas a la vida,
Ha de ser tu oración de la mañana:
¡Oh, para ser ahorcado, hermoso día!

Este calco de la canción hacia la poesía machadiana puede deberse, en términos generales, a la predilección del poeta por tratar temas de la patria y el campo, los paisajes de la España del interior. En este caso particular vemos como se trata otra temática, la del saber y el saber filosófico, pues en la temática de la banda encontramos un amplio repertorio que roza lo existencialista y trata temas de esta índole.

El segundo disco de Extremoduro, titulado Somos unos animales y publicado en 1992, continúa esta tradición de homenaje literario en canciones como «Quemando tus recuerdos», pues observamos letras como:

Vivo en un vertedero
Me acuesto con la luna
Qué importa ser poeta o ser basura
Qué importa que me engañes
Y luego me sonrías
Si sólo eras la yegua que yo más quería

que hacen una clara referencia al poema «Anoche pasé frío» del autor predilecto Manolo Chinato en el mismo poemario que se ha mencionado con anterioridad, pues este dice lo siguiente:

Qué importa que me engañes y luego me sonrías.
Qué importa ser poeta o ser basura.
Anoche pasé frío en el cuerpo y en el alma.
Anoche pasé frío y quedó mi libertad de amor… helada.

En este caso, Robe Iniesta se toma la licencia de cambiar el orden de aparición de los versos, quedando como un homenaje directo más que como una clara cita.

El siguiente disco, Deltoya, publicado también en 1992, trae consigo la canción «Ama, ama, ama y ensancha el alma», cuyo poema homónimo es también de Manolo Chinato. En esta ocasión, se coge de manera íntegra el poema y se musicaliza, convirtiéndose así en el mayor homenaje de Extremoduro hacia la literatura. La canción y el poema dicen así:

Quisiera que mi voz fuera tan fuerte
que a veces retumbaran las montañas
y escucharais las mentes social adormecidas
las palabras de amor de mi garganta.
Vivís en una noche sin estrellas,
andáis un mismo camino cuan orugas,
y os vais dejando pudrid en las entrañas
los caminos de libertad de vuestra alma.
Hay que dejar en el camino social alquitranado
porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas.
Hay que volar libre al sol y al viento
repartiendo el amor que tengas dentro.
De pequeño me impusieron las costumbres,
me educaron para hombre adinerado,
pero ahora prefiero ser un indio
que un importante abogado.
Abrid las mentes y los brazos y repartíos,
que sólo os enseñaron el odio y la avaricia
y, yo quiero que todos como hermanos,
compartamos amores, lágrimas y sonrisas.
¡Ama, ama y ama y ensancha el alma!

La canción «Deltoya», que da nombre al disco, de igual modo hace una aportación literaria, aunque esta vez a través de la musicalidad y no de la letra de la canción, pues se observa como al tocarla en directo, la banda realiza un solo de guitarras que emulan la canción de «La Tarara», una adaptación musicalizada del poema homónimo de Federico García Lorca.

El siguiente disco de Extremoduro, Agila, publicado en 1996, es considerado el disco por excelencia de la banda, además de ser el que más valor literario aporta. En la canción «Buscando una luna», encontramos una alusión al poema «Por Tierras de España» de Antonio Machado, poema que se encuentra dentro de la conocidísima obra del autor Campos de Castilla. La canción dice lo siguiente:

Salgo a pasear por dentro de mí
Veo paisajes que de un libro
De memoria me aprendí
Llanuras bélicas y páramos de asceta
No fue por estos campos el bíblico jardín
Son tierras para el águila un trozo de planeta
Por donde cruza errante la sombra de Caín

Mientras que el poema dice así:

Veréis llanuras bélicas y páramos de asceta,
no fue por estos campos el bíblico jardín:
son tierras para el águila, un trozo de planeta
por donde cruza errante la sombra de Caín.

Se aprecia como el autor realiza, a través de la canción y mediante la introspección, un homenaje al poema y el poemario diciendo veo paisajes que de un libro de memoria me aprendí, procediendo a recitar dichos pasajes que han quedado dentro de su imaginario, los reflejados en Campos de Castilla.

Esta canción, además, hace referencia a la obra de Homero, Odisea, pues la canción dice así:

Y por la noche, ¿qué harás?
Las paso descosiendo, aquí hay un arco para tensar.

Este fragmento hace una clara referencia a Penélope, quien cosía y descosía la misma tela por la noche debido a la ausencia de Odiseo, para evitar cumplir su “promesa” de casarse con los pretendientes que trataban de impresionarla mediante sus habilidades bélicas. En la obra se manifiesta de la siguiente forma:

¡Oh mujer de Odiseo, venerable! Ya no postergues esa competencia, pues antes de que ellos con el pulido arco logren tensar la cuerda y disparar la flecha, regresará Odiseo […] ¿Quién no sabe que Penélope, la paciente y fiel esposa del héroe, tejía de día una larga tela blanca y luego, por la noche, la destejía, para así ganar tiempo y burlarse de los pretendientes que querían casarse con ella?

En la canción «Prometeo», una de las consideradas más exitosas de la banda, encontramos un claro homenaje a Miguel Hernández y a su poema «De mal en peor», perteneciente a sus poemas escritos en 1933 y 1934 pero no recogidos en ningún poemario. La canción, para homenajear al poeta, dice lo siguiente, que es un calco exacto del poema de Hernández:

No me levanto ni me acuesto día
que malvado cien veces no ha sido.
No me entretengo, estoy en lucha todavía,
hoy voy ganando, ayer perdí.

Los ejemplos ya expuestos evidencian una clara predilección del cantante por dar un espacio y un altavoz a unos poetas que, exceptuando a Manolo Chinato y Homero, han sufrido represalias debido a la Guerra Civil y posterior dictadura. Esto puede deberse a una intención de empoderar aquellas voces que, durante décadas, fueron censuradas.

En la canción «Sucede» encontramos una cita del poema «Walking Around» de Pablo Neruda, primer autor hispanoamericano en aparecer. La canción dice lo siguiente:

Sucede que me canso de ser hombre (hombre)
Sucede que me canso de mi piel y de mi cara
Y sucede que se me ha alegrado el día ¡coño!

El primer verso de la canción corresponde al primer verso del poema más conocido de este autor. Además, en este disco se puede encontrar otro homenaje a Neruda, pues en su contraportada puede leerse:

Cumpliendo con mi oficio
piedra con piedra, pluma a pluma,
pasa el invierno y deja
sitios abandonados
habitaciones muertas:
yo trabajo y trabajo debo sustituir
tantos olvidos,
llenar de pan las tinieblas,
fundar otra vez la esperanza.

Este extracto corresponde al poema «A mis obligaciones» de este autor.

El siguiente disco de Extremoduro, Canciones prohibidas, publicado en 1998, contiene la canción «Salir», un clásico de su discografía. Esta canción recita, musicalizado, un extracto del poema «La mala gana», de Santos Isidro Seseña, perteneciente a su obra homónima. La canción versa el siguiente extracto del poema:

Para algunos, la vida es galopar un caminoempedrado de horas, minutos y segundos,
y yo, más humilde soy, y sólo quiero
que la ola que surge del último suspiro
de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente.

De este mismo poema encontramos una referencia, pues se versa parte de él, en la versión en directo y vídeo musical de la canción «Stand by». Los versos son los siguientes:

Me da miedo el punto muerto y la marcha atrás:
vivir en los atascos, los frenos automáticos y
el olor a gasoil.
Me angustia el cruce de miradas,
la doble dirección de las palabras
y los ciego-guía de los semáforos.
Me arruinan las prisas y las faltas de espíritu,
el paso obligatorio, las tardes de domingo
y hasta la línea recta.
Me enervan los que no tienen dudas,
y aquellos que se aferran a sus ideales
sobre los de cualquiera.
Me cansa tanto tráfico y tanto sinsentido.
Posado frente al mar, mientras el mundo gira.

Cabe destacar también que, en el sencillo publicado en 1992, titulado «Pedrá», se hace referencia al poema «Soledad de amores» de Manolo Chinato, pues tanto la canción como el poema dicen lo siguiente:

Y veréis el resurgir poderoso del guerrero,
Sin miedo a leyes ni a nostalgias.

En el siguiente disco publicado por la banda en 2002, Minoría Absoluta, encontramos una serie de referencias literarias claras. En la canción «Puta» se homenajea al poema «Los encuentros de un caracol aventurero» de Federico García Lorca, perteneciente a su obra homónima. En la canción se recita lo siguiente:

Me subo a las estrellas
Y me tiro de cabeza
Subí al árbol más alto que tiene la alameda
Y vi miles de ojo’ dentro de mis tiniebla’
“Nosotras no las vemos”, las hormigas comentan
Y el caracol “mi vista solo alcanza a la hierba”.

Mientras que en la obra poética de Lorca se dice lo siguiente:

Y el caracol pregunta
pensativo: “¿Estrellas?”
“Sí” – repite la hormiga –,
he visto las estrellas,
subí al árbol más alto
que tiene la alameda
y vi miles de ojos
dentro de mis tinieblas”.
El caracol pregunta:
“¿Pero qué son las estrellas?”.
“Son luces que llevamos
sobre nuestra cabeza”.
“Nosotras no las vemos”,
las hormigas comentan.
Y el caracol: “Mi vista
sólo alcanza a las hierbas”.

De este modo se proyecta un altavoz de escucha sobre una de las obras menos conocidas de este importante autor y poeta.

En la canción «Hoy te la meto hasta las orejas» se realizan dos referencias literarias, una hacia la obra Romeo y Julieta, de William Shakespeare, y otra hacia Don Juan Tenorio, de Zorrilla. La canción dice lo siguiente:

Sufre Julieta en su balcón,
Viendo escalar a su galán.

Este fragmento hace referencia a la escena más reconocible de la obra del inglés, aquella en la que Julieta se asoma a su balcón y Romeo le declara su amor, como se puede ver en este extracto:

Sale Romeo.
Hom: Aquel que nunca tuvo herida alguna, se burla alegre de la llaga ajena.
Julieta se asoma a una ventana.
¡Calla! ¿Qué luz es la que allí despunta? Ese balcón es el balcón de oriente, y Julieta es el Sol. Sube radiante.

Por otro lado, se hace una clara referencia a la obra de Zorrilla en el siguiente extracto de la canción:

Pensé decirle, más clara la luna brilla y dar
Contra el suelo otra vez más
Al contacto con la realidad

Esto correspondería al extracto más famoso de Don Juan Tenorio, que se manifiesta así en la obra:

¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor,
que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla
y se respira mejor?

La canción «Amor Castúo», en su versión publicada en el disco Iros todos a tomar por culo, añade una introducción previa a la canción que se corresponde al poema «¡Qué mierda!» del ya mencionado poemario de Manolo Chinato, pues tanto la canción como la obra dicen lo siguiente:

¡Qué mierda,
qué mierda más gorda!
¡Qué asco de idealismos sociales,
qué asco de conformismos sólo llenos
de falsas esperanzas!
¿Dónde están las sinceras realidades?
¿Dónde están los puros pensamientos
y las puras verdades?
Por aquí no andan…
Sólo como tormentas de verano
pasan a veces por mi pensamiento.

El siguiente disco de la banda, La Ley Innata, publicado en 2008, crea una referencia literaria clara mediante la portada del propio disco, pues dicha portada refleja una frase de Cicerón, escritor y orador romano. La frase es la siguiente:

EST ENIM IVDICES HAEC NON SCRIPTA SED NATA LEXQVAM NON DIDICIMVS ACCEPIMVS LEGIMVS VERVM EX NATVRA IPSA ARRIPVIMVS HAVSIMVS EXPRESSIMVS AD QVAM NON DOCTI SED FACTI NON INSTITVTI SED IMBVTI SVMVS

En la contraportada del disco encontramos una traducción libre a esta conocida frase:

Existe, de hecho, jueces, una ley no escrita, sino innata, la cual no hemos aprendido, heredado, leído, sino que de la misma naturaleza la hemos agarrado, exprimido, apurado, ley para la que no hemos sido educados, sino hechos; y en la que no hemos sido instruidos, sino empapados.

Cicerón, con esta frase, se refiere al instinto que nos iguala a las bestias: la llamada del sexo, la del hambre, el miedo a la oscuridad, al fuego, a las fieras, al dolor. Esta ley innata, título del disco de Extremoduro, permite al hombre sobrevivir aún hoy día, tan lejos de los tiempos que la vieron nacer, los tiempos del alba de la humanidad, en que el hombre no era aún el dominador del mundo, una época en la que podía tanto cazar como ser cazado y en la que no existían la democracia, la literatura escrita (aunque yo creo que sí la oral), la policía ni los viajes turísticos. Con ello, la banda trata de establecer un mensaje filosófico y existencial que pregunta por el valor natural de la humanidad.

La ley innata trae consigo la canción «Coda flamenca (Otra realidad)», que presenta una clara referencia a “El 19 de marzo y el 2 de mayo”, obra perteneciente a la saga de Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. Esta referencia se manifiesta de la siguiente forma:

Por verme amado de ella por todo el día
Mañana, en perder la vida,
Consentiría

Mientras que en la obra de Galdós encontramos el siguiente extracto:

“¡Ay, Gabriel! Desde que ella está en esta casa, me he vuelto todo del revés. Pero di: ¿crees tú que Inés me querrá; lo crees tú?¡Ay!, yo de veras te digo que por verme amado de ella por todo el día de hoy, consentiría mañana en perder la vida”.

En el último disco de estudio de la banda, Para todos los públicos, publicado en 2013, encontramos canciones como «Locura transitoria», que presenta tres referencias literarias a tres obras distintas. En primer lugar, encontramos una referencia al famoso poema de Gustavo Adolfo Bécquer, «Volverán las oscuras golondrinas», en el siguiente fragmento:

Vi a las astutas golondrinas
Colgar de tu balcón su nido

Que refiere a los siguientes versos del mencionado poema:

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

En segundo lugar, encontramos una referencia a la obra El Rayo que no cesa, de Miguel Hernández, en el siguiente fragmento:

Se mete en mi cabeza,
se enciende dentro un puto rayo
que no cesa

Por último, la canción presenta una referencia a El Quijote de Miguel de Cervantes y su famoso episodio de los molinos, pues encontramos, en la canción, el siguiente extracto:

Y estoy viendo molinos,
ya arreglaremos cuentas.
Gigante descomunal.

Este extracto corresponde al episodio «La aventura de los molinos de viento». Por último, cabe destacar que dos miembros de Extremoduro, Roberto Iniesta e Iñaki Antón, formaron el grupo Extrechinato y tú junto a Fito Cabrales, con la intención de publicar en 2001 el disco Poesía básica, disco en el que todas las canciones son poemas musicalizados de Manolo Chinato.

Robe Iniesta y su creación musical y editorial

La carrera musical de Robe Iniesta, como se ha podido ver a través de la ejemplificación de su actividad por extender la literatura a través de la música, gira en torno a la unión entre música y literatura, dos disciplinas que, como se ha mencionado con anterioridad, comparten rasgos y trayectoria histórica.

A pesar de ello, Robe decidió dar un paso más allá en la producción y proyección literaria hasta pasarse a la producción editorial con la publicación de su libro El viaje íntimo de la locura en 2009, finalizando así esa unión entre compositor y autor.

 

Bibliografía

Villanueva, D. (2014) «Comparatismo e iluminación recíproca de las artes: música y literatura». Tropelías. Revista de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, 22 (2014), 185–193.
https://doi.org/10.26754/ojs_tropelias/tropelias.201422940

López Ojeda, E. (2013) «Literatura y música. Brocar». Cuadernos De Investigación Histórica, (37), 121–144. https://doi.org/10.18172/brocar.2541

Pérez Aldeguer, S. (2013) «El desarrollo de la competencia intercultural a través de la educación musical: una revisión de la literatura». Universidad Complutense de Madrid. http://revistas.ucm.es/index.php/RCED/article/view/42080/40055

Pérez-de-Luque, J. L. (2020) «Análisis de letras de canciones como herramienta de trabajo para el estudio de los géneros literarios». Nova Doctrina: Innovacion docente en institutos y universidades, 5–145.

Fernández Rodríguez-Escalona, G. (2010) «Música y significado verbal: la reelaboración musical de obras literarias». Tarbiya : revista de investigación e innovación educativa, Nº 41, pp. 115–131.

Chinato, M. (2001) Amor, rebeldía, libertad y sangre.

Ana, M. (2011) Poemas de la prisión y la vida. Umbriel Editores.

Machado, A. (1933) Poesías completas (1899-1930). Madrid Poesías.

Machado, A. (1912) Campos de Castilla. Madrid, Renacimiento.

Hernández, M. (2017) Obra poética completa. Alianza Editorial.

Neruda, P. (2014) Antología poética. Alianza Editorial.

Homero (2005) Odisea. Alianza Editorial.

Seseña, Santos I. (1978) La mala gana. Luis Manuel Rodríguez Ed.

García Lorca, F. (2021) Los encuentros de un caracol aventurero. Trifolium.

Shakespeare, W. (2023) Romeo y Julieta. Planeta PUB.

Bécquer, Gustavo A. (2010) Rimas y leyendas. Barcelona, Espasa Libros.

de Cervantes, M. (2004) El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha. Espasa Calpe.