Cosas de la vida. “Gina”, Maria Climent

por | Dic 12, 2019

Cosas de la vida. “Gina”, Maria Climent

por

Maria Climent, Gina

Traducción de Maria Climent

Barcelona, Alfaguara

160 páginas, 17,90 euros

“La vida es una sucesión de acontecimientos inevitables y de acontecimientos evitables que por lo que sea no se han evitado, o que incluso se han buscado”. Así comienza Gina, el libro con el que Maria Climent (1985) debuta en el mundo de la novela. Este, escrito originalmente en un dialecto del catalán de la zona del delta del Ebro, ha sido traducido por la propia autora al castellano. Así, nos sorprende Climent con una historia no muy corriente.

Gina, la protagonista, es una mujer de unos treinta años que se encuentra en esa dura transición hacia la incertidumbre de “lo adulto”. Nos cuenta su vida entre flashbacks y cartas en forma de diario dirigidas a Elizabeth, la cual había marcado significativamente su infancia. Gina se encuentra en un momento en el que desea más que nunca ser madre, siente la necesidad de ello, pero su mundo se verá alterado por un diagnóstico que le descubre que tiene esclerosis múltiple. De este modo se nos presenta la trama, que, a pesar de no llevar a cabo un transcurso corriente, nos sume en la cotidianidad del día a día. En esta, trata temas bastante actuales como el descubrimiento personal, la aceptación de uno mismo, el aprender a lidiar con las dificultades…  Se desprende del reparo a la necesidad de ayuda psicológica, y ocupa un lugar significativo la esclerosis múltiple, la aceptación de la enfermedad y lo que esta conlleva. Cabe decir que la propia autora padece la enfermedad y que de ahí nace esta historia, a pesar de ser ficticia. Además, resulta especialmente interesante el modo en que decide abordar cada uno de los temas, pues lo hace de una forma cercana, natural, alegre, con humor, transmitiendo la importancia de cada uno de ellos sin convertirlos en una tragedia desmesurada.

Este libro no es la representación de “una gran historia”, propiamente dicha. Sin embargo, sí que te deja con algunas de esas enseñanzas, sencillas, que resultan convertirse en “lecciones de vida” de esas que puedes aplicarte a ti mismo, sin importar el momento en el que te encuentres. Así, destacan frases como “No se le puede perdonar todo a alguien solo porque se esté muriendo”. Gina es una historia actual que nos plantea la realidad tal cual es: sin tapujos ni reparos, y no por ello con crudeza. Es una historia de fortaleza, vitalista, entretenida, que puede que no cumpla con las expectativas pero que no deja al lector indiferente y provoca, no intencionadamente, que este reflexione. Los posibles debates que surgen tras la lectura son diversos, es posible cuestionarse la posibilidad de ser madre de una persona con esclerosis, pero también nos podemos enfocar en el egoísmo, la comodidad o la dudosa libertad subyacentes a determinadas decisiones de la vida.

Se puede destacar que no nos encontramos ante un libro trascendental, pero sí diferente. Trata la esclerosis de una forma auténtica —sin ser victimista— y positiva sin ser idealista. Esta obra es un modo de mantener los pies en la tierra y acercarte a una realidad que tiende a pasar desapercibida.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes ayudarnos a hacer crecer la revista compartiéndolo en redes sociales.

También puedes suscribirte para que te avisemos de los nuevos artículos publicados.