La ira de las brujas. “Las furias”, de Katie Lowe

por | Ene 2, 2020

La ira de las brujas. “Las furias”, de Katie Lowe

por

Katie Lowe, Las furias

Traducción de Virginia Maza Castán

España, Siruela

320 páginas ,18’95€

 

Tal vez sea una escritora joven, pero que Katie Lowe ha arrasado con su primera novela es un hecho. Licenciada en Literatura Inglesa por la Universidad de Birmingham, aún se está haciendo un hueco en el mundo literario, aunque ha empezado con buen pie: su obra ya ha sido traducida a ocho idiomas. Las furias es una de las muchas muestras de novela comercial de este período; sin embargo, es un thriller tan bien logrado que es difícil no dejarse envolver por sus páginas. 

Violet, una joven de 16 años cuya familia se ha visto sacudida por un terrible accidente, entra a formar parte del prestigioso instituto femenino de Elm Hollow. El centro fue creado durante el s. XVII y su historia se ve ligada a los procesos de brujería de la época. Violet, o Vivi como la llamará su mejor amiga se dará cuenta pronto de lo que tendrá que crecer para adaptarse a un mundo del que es completamente ajena. Un decano que investiga exhaustivamente los juicios de brujas sucedidos en aquel lugar, un grupo de chicas misteriosas que llaman la atención de Violet, y una profesora de arte, Annabelle, que organiza clases de mitología extraescolares para un selecto grupo de escogidas… todo esto enmarca una historia espeluznante de asesinatos, que muestra el lado más instintivo y animal del ser humano, y que siembra en el lector, cuanto menos, una continua sensación de incomprensión y sentimientos encontrados. Esta sensación afecta tanto a la trama como a las protagonistas, que intentan ser diosas sin apenas saber cómo gestionar sus vidas.

Las furias que dan título a la novela son figuras mitológicas de gran fuerza, que luchan contra las injusticias hacia las mujeres. Y sí, como concepto suena interesante, pero cuando son invocadas, nada puede pararlas. Eso es lo que descubrimos junto a Robin, Alex, Grace y Violet, cegadas por un poder que realmente no controlan. Un relato en el que, como en un totum revolutum se mezclan drogas, violación, desfase, tragedia… un contexto perfecto en el que dar pie a la venganza y la muerte.

Tal vez sea por la sencillez del lenguaje o por su contexto juvenil, pero lo cierto es que Katie Lowe ha creado una novela de entretenimiento de gran atractivo y poca profundidad. No todo puede reducirse al número de ventas, y es en el plano literario donde, tal vez, su obra se vea más expuesta a las críticas. Posee un léxico limitado y, en ocasiones, confuso, que desconciertan al lector y le hacen perder el hilo argumental. El misterio, la incertidumbre y la expectación que genera con su texto están ahí, pero se necesita un contenido de mayor complejidad a fin de que sea una lectura trascendental para el receptor. 

Las furias consigue contagiar la misantropía y la desazón, llegando a odiar, en primera instancia, a cada una de las protagonistas, e incluso, a cada uno de los personajes. “Matarías por ser una de ellas” es la máxima que reza sobre la contraportada del libro. Y se cumple. De principio a fin.

 

¿Te ha gustado el artículo? Puedes ayudarnos a hacer crecer la revista compartiéndolo en redes sociales.

También puedes suscribirte para que te avisemos de los nuevos artículos publicados.