Enrique Álvarez Villalobos

La ventaja de los árboles. «Dicen», de Susana Sánchez Arins

La articulación de estos pedazos de memoria se presenta borrosa. Con una escritura sin mayúsculas, que prescinde de aquellas palabras que no resultan completamente necesarias para comunicar el mensaje. Solo verbos, adjetivos, sustantivos; palabras superpuestas que, a modo de ladrillos, tratan de edificar sin cemento un muro para poder dejar el pasado atrás, para poder superar.

Leer más

Mi nivola

Se puede decir, por lo tanto, que la nivola es una propuesta o defensa de la literatura poco laborada formalmente; una inversión del género novelesco, una anti-novela cuyo único objetivo es el de romper con esas convenciones de género que sí que tiene el discurso tradicional, ya oxidado y pasado de moda.

Leer más

La hora de mostrar las cicatrices. “Las cosas que perdimos en el fuego”, de Mariana Enriquez

El terror se confirma como un elemento más de una amalgama muy diversa que la autora combina con maestría para tejer este mundo ficcionado tan especial, que resulta muy cercano al nuestro (al de cada uno) para que cualquier lector, sea de donde sea, lo pueda sentir como propio y, por tanto, se pueda reconocer en las historias en mayor o menor medida.

Leer más

En situaciones extraordinarias, libros extraordinarios. “El viajero del siglo”, de Andrés Neuman

Teniendo en cuenta la dificultad que supone tejer el hilo que conecte las novelas españolas que se han publicado en las dos últimas décadas, se puede predecir con total seguridad que “El viajero del siglo” pasará a ser una de las novelas imprescindibles no solo del año 2009 con ese Premio Alfaguara, sino del comienzo del siglo XXI.

Leer más