El cuerpo poético. “Diré tu cuerpo”, de María-Mercè Marçal

por Feb 4, 2021

El cuerpo poético. “Diré tu cuerpo”, de María-Mercè Marçal

por

Maria-Mercè Marçal, Diré tu cuerpo

Barcelona, Utramarinos

Traducción de Noelia Díaz Vicedo

251 páginas, 16,15 euros

¿Cómo leemos poesía? O, en este caso, la pregunta debería ser: ¿cómo leemos a María-Mercè Marçal? Estas cuestiones deben venir acompañadas por una confesión: Diré tu cuerpo, el volumen recientemente publicado por Ultramarinos dedicado a la catalana, fue mi primera aproximación a la obra de la poeta. Así, las preguntas pueden ser recontextualizadas: descubrir a una escritora, sobre todo a una de la talla de Marçal, representa una suerte de desafío. Urge una necesidad por conocer a la autora, descubrir su escritura. En otras palabras, a veces, un solo poema o incluso un poemario no es suficiente. No es un secreto, recorrer la literatura de cualquier escritora puede llegar a ser una tarea inabarcable, entre otras cosas, porque implica estudiar, también, lo que se ha dicho sobre ella. Desde esta óptica, el libro editado por Ultramarinos brinda una oportunidad.

Para empezar, junta dos trabajos de Marçal: Terra de Mai, original de 1982, y Raó del cos, publicado de manera póstuma en el 2000. Ambos textos exploran el tema del cuerpo, aunque con perspectivas diferentes. El primero, lo hace desde el erotismo. El segundo, desde la enfermedad que, de forma temprana, quitó la vida a la escritora. La conjunción de estos trabajos permite confrontar el cambio que experimentó la poesía marçaliana a lo largo de dos décadas. Leer dos aproximaciones tan distintas, dos voces poéticas de matiz y estilo tan diferentes, recuerda cómo la escritura de un mismo individuo muta según las exigencias estéticas que plantea un momento vital concreto. En Terra de Mai, se utiliza la sextina, con toda la exigencia técnica y formal que requiere, para abordar un tema innovador, especialmente en el momento de publicación: el amor entre dos mujeres. Tal como señalan Noelia Díaz Vicedo y Sara Torres en el prólogo, es el primer poemario en catalán que aborda abiertamente esta temática. La tensión entre la tradición y la necesidad por romper con el pasado, la ansiedad de la influencia de la que habló Harold Bloom, adquiere aquí un matiz peculiar. Recuerda cómo, en última instancia, la supuesta división entre forma y contenido es una falacia. Por otro lado, y reafirmando esta idea, encontramos en Raó del cos una aproximación libre al verso que abre un espacio poético diferente, en el cual se recorre el complejo tema del cuerpo enfermo y, además, de la relación con la madre. Las diferencias entre ambos textos, sin embargo, no pueden hacernos omitir los hilos que los conectan. Tal como señalan las prologuistas, estos son “libros con más de quince años de distancia cuya temática y estructura conforman una unidad y se alzan en un espacio y en un tiempo destacados dentro del corpus marçaliano”.

Como sugerimos al iniciar, el volumen publicado por Ultramarinos no se reduce a una recolección de poemas o poemarios. En cambio, el libro brinda una aproximación amplia a la obra de Marçal. Lo primero que resalta, en este sentido, es la edición bilingüe que recoge, no solo los originales en catalán, sino también las cuidadas traducciones de Noelia Díaz Vicedo. A esto debemos sumar el ya citado prólogo que ella firma junto a Sara Torres. Por último, resulta de especial interés el apartado final, “Contextos”, en el que se recogen reseñas a los trabajos de Marçal, una sextina inédita, un comentario de Mai C. Álvarez (a quién está dedicado el poemario que incluye su nombre en el título) a la obra de la poeta y, entre otros, una entrevista a la autora catalana.

Retomando lo señalado al iniciar, el trabajo de cualquier escritora no está completo sin el universo paratextual que lo rodea, epitextos y peritextos que complementan y dialogan con el corpus, por dar un nombre a los escritos marcados con la firma autorial. Desde esta óptica, esa última sección de Diré tu cuerpo cobra relevancia, sobre todo para un lector que se inicia en el mundo de la poeta, como es mi caso. Pero es necesario ir más lejos: la compilación recogida en el volumen de Ultramarinos resulta de interés para cualquier lector de la poeta y, al mismo tiempo, para cualquier interesado por la poesía catalana. El valor de este libro, publicado a veintidós años del deceso de Marçal, es indiscutible, no solo por los paratextos recogidos o por las traducciones de Díaz Vicedo, que acercan la poesía marçaliana a quienes no lean catalán. Principalmente, brilla la escritura de los poemarios recogidos, cuya lectura es, como suele ocurrir con las obras artísticas, inacabable: se renueva constantemente.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes ayudarnos a hacer crecer la revista compartiéndolo en redes sociales.

También puedes suscribirte para que te avisemos de los nuevos artículos publicados.