Javier Ignacio Alarcón

El silencio en la última escena. «Bojack Horseman»

«Bojack Horseman» es un recordatorio de que las vías estereotípicas de expresión artísticas no solo se han gastado, sino que encontrar nuevas formas es necesario. Así, el humor es el camino para hablar de la depresión y los dibujos animados –absurdos e incongruentes con los referentes reales– son la mejor manera de encarnar la realidad que vive la sociedad moderna.

Leer más

Deconstruir un clásico. “Drácula”

El Drácula de Netflix es una parodia, aunque una parodia que no apela a la risa. Su estructura es paródica: invoca los elementos de un clásico para subvertirlos e interpelarlos. Pieza a pieza, la miniserie deconstruye la figura del vampiro que habita el universo de la cultura pop, una figura que, aunque ha distorsionado al personaje original de Stoker, ha acabado por ser el referente universal.

Leer más